El misterio del Mary Celeste

Publicado: 1 agosto, 2011 en Otros mundos

Una de las historias que siempre me ha sobrecogido, es la increíble historia del bergantín Mary Celeste, un barco que lejos de ser una leyenda aclarada con los años, ha ido añadiendo datos cada vez más asombrosos. Pongámonos en situación:

El Mary Celeste se construye en el 1861 y ya en los primeros años, acaba con dos de sus capitanes, uno de ellos sin ser botado siquiera, y queda varado en la playa por una fuerte tormenta. Pero esto sólo es la parte mundana del caso. Al parecer, años después, el 5 de diciembre de 1872 la tripulación del Dei Gratia encontraba la embarcación en las inmediaciones de las islas Azores en el viaje del M. C. de Nueva York a Gibraltar. Al abordar el barco en busca de la tripulación, se descubre que no queda un alma en su interior. Habían desaparecido el sextante, el cronómetro, el bote salvavidas y la bitácora, además de los siete marineros que formaban el cuerpo del bergantín, y la familia del capitán; él, su mujer y su hija. La última anotación del diario de navegación era del 24 de noviembre…

A partir de aquí empiezan las teorías. Desde las más razonables como que la tripulación abandonó el barco por miedo a una explosión de los alcoholes inflamables que llevaban, o un envenenamiento por los mismos, hasta la visita de un monstruo marino que se los hubiera llevado a lo más profundo de las simas abisales. Todo tiene cabida. Por aquellos entonces, y a causa del juicio que se realizó en contra de David Reed Morehouse, el capitán del Dei Gratia (se especulaba con la posibilidad de que fuera un intento de estafa al seguro), autores de la talla de Arthur Conan Doyle aprovecharon el impulso, adornando el evento con aditivos como los alimentos servidos y calientes a punto de ser degustados, y las manillas de los relojes moviendose en dirección contraria, o dando explicaciones como que seres de otro mundo o dimensión eran los responsables, o el manido giro de los viajes en el tiempo, incluso durante mucho tiempo formó parte de las historias que adornaban los horrores del Triángulo de las Bermudas, algo que “en principio” no tiene sentido, ya que la desaparición debió de darse mucho después de que pasaran por esta zona del Atlántico.

¿Acaso la realidad no supera en muchas ocasiones a la ficción? Pensadlo por un momento…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s