Archivos para septiembre, 2011

Espectacular corto de terror, “Mama”

Publicado: 27 septiembre, 2011 en Otros mundos

Increíble corto de terror que cuenta una historia de Andrés y Barbara Muschietti y que será llevada a la gran pantalla por el gran Guillermo del Toro.

¡Disfrutadlo!

Anuncios

El síndrome de Cotard

Publicado: 25 septiembre, 2011 en Otros mundos

Hace bien poco me alegraba de verme en el concierto de unos conocidos que lograron sorprenderme, aun siendo un grupo verdaderamente joven. Este grupo de estilo roquero y con un gran porvenir por delante, me daba la idea para esta entrada. ¡Va por ustedes!

Jules Cotard era un neurólogo francés que trabajó para el gran Charcot, donde se interesó por el cerebro y los accidentes cerebrovasculares y sus tratamientos. A lo largo de la guerra franco-prusiana se alistó a la infantería, donde tuvo la oportunidad de, como medico de campaña, tener acceso a todo el material necesario para su crecimiento profesional. Más tarde, volvería a la medicina y la investigación, para la cual hizo importantes avances  en los temas de la diabetes y las delusiones o delirios.

Cotard es especialmente conocido por el síndrome que recibe su nombre, síndrome que ya había tenido casos en el pasado pero que por fin gracias a Jules, se consigue documentar. Este es el caso de Mademoiselle – X, una mujer de 43 años que afirmaba estar muerta y sentir como se estaba pudriendo por dentro. En este caso, la mujer aseguraba que se encontraba en un lugar entre el cielo y el infierno, y como no veía ni a Dios ni al diablo, los negaba a ambos. Es por esto que Jules le dio a la enfermedad el nombre de “delirio de negación o nihilista”.

Por lo general, los enfermos que padecen este síndrome se encuentran en distintos grados de gravedad, desde aquellos que tan solo se ven como enfermos que creen haber muerto, hasta los que padecen delirios como el olor de los propios organos en descomposición, la opinión de que su cuerpo es una carcasa vacía que ya no contiene nada, ver salir el alma, o sentir gusanos bajo la piel…

El síndrome es cuanto menos curioso.

Las eras del terror en los videojuegos.

Publicado: 22 septiembre, 2011 en Otros mundos

La industria de los videojuegos es una gran deudora del mundo del susto fácil y los gritos, desde aquellos comienzos con imágenes cuadradas, lentas y casi estáticas, hemos visto la industria del videojuego aprovechar, en la medida de lo posible, la sensación de pánico controlado que nos embarga y nos empuja a vivirlo desde el cómodo sofá de nuestro salón. En la foto podemos ver uno de los primeros juegos serios del género, Alone in the dark en su primera entrega, muy lejana ya de las versiones actuales del título. No sería la primera vez que viéramos un juego de terror, pero sí la primera que sería tan serio, por no contar con Polybius, recreativo que a comienzos de los 80′ sirvió para crear una de las leyendas urbanas más conocidas, asegurando que todo aquel que jugaba a esta máquina sufría horribles pesadillas, depresión, se veía inducido al suicidio…

Resident Evil marcaría un antes y un después en la industria del videojuego, además de toda una legión de seguidores de la saga, entre los cuales me incluyo, que seguían los pasos de Chris Redfield, Jill Valentine, Leon S. Kennedy y Clair Readfield, entre otros tantos personajes no tan importantes. Su lucha sería contra el emporio de la biofarmacología Umbrella, que sería la culpable de la aparición del virus T, que convertiría a la población de Racoon City en zombies, y el virus G, capaz de cambiar por completo la fisonomía del huésped hasta transformarlo en una horrible bestia sedienta de sangre.

Más o menos por la misma época podríamos disfrutar de Nigthmare Creatures, un juego en el que nuestro único cometido era avanzar acabando con toda la caterva de los infiernos. La verdad es que como juego no era especialmente bueno, pero la ambientación y la música, que como en muchos juegos de PSOne se podía escuchar desde el mismo disco en cualquier minicadena, eran verdaderamente espectaculares.

Saltamos de generación para encontrarnos, ahora sí, grandes títulos terroríficos y apasionantes, Project Zero se presenta para darnos por primera vez la imagen del terror oriental en nuestras consolas, y la espera valió la pena, aunque no lo pareciera para cualquiera que leyese su sinopsis, algo así como un chico que buscando a un familiar perdido entra en una casa con una cámara encantada con la que mata fantasmas tirándoles fotos, ridículo ¿verdad? Yo creo que hasta la fecha no había pasado tanto miedo.

Silent Hill puede ser, probablemente, la mejor saga de terror de la historia, hasta la fecha al menos. Aun que según van pasando los capítulos parece que la fuerza y el argumento pierden fuerza, los comienzos del juego de culto estaban en un punto muy alto, tanto que es difícil encontrar alguna otra opción que se le acerque. En la imagen, Silent Hill 2, la mejor entrega de la saga según gran parte de sus seguidores, en base al protagonista, muy complejo anímicamente, sus motivos para viajar a la ciudad de la niebla y la aparición de Cabeza Piramidal, monstruo que no ha abandonado el reparto de lujo desde entonces.

Otra de zombies es quizá uno de los videojuegos que más me ha gustado y que más veces he  vuelto a disfrutar, Cold Fear es una historia que mezcla una jugabilidad increíble, con un toque La Cosa de John Carpenter y transcurre en un ballenero ruso en el que no queda ni un alma, viva… Los sobresaltos están garantizados.

Y no podemos pasar de generación sin hablar del gran Doom 3, shooter que nos sobrecogió con sus bestias saltando desde la oscuridad, sus monstruos de final de nivel, y su historia rica en detalles, sacada de las novelas Knee-Deep in the Dead, Hell on Earth, Infernal Sky y Endgame, que relatan la historia que siguen las dos primeras entregas del videojuego, y Worlds on Fire y Maelstrom, que cuentan la historia de la parte que nos ocupa.

Ya por mencionar simplemente The suffering, las dos entregas, que relata las desventuras de un atormentado hombre que descubre que tiene la capacidad de convertirse en una bestia sanguinaria. Y Siren Blood Curse, otra historia para no dormir de los genios del terror oriental, que relanza la primera versión de PS2, Forbidden Siren a su hermana mayor. Su argumento giraba entorno a una serie de personas con la capacidad de introducir su psique dentro de los shibitos, seres similares a zombies deseosos de acabar con nosotros. Lo bonito de este título será correr de estos monstruos de pesadilla mientras, al mismo tiempo, vemos a través de sus ojos nuestra propia espalda al perseguirnos…

Y para terminar, llegamos a las consolas del ahora con una atmósfera y un ritmo increíbles, donde cada nueva entrega del terror nos da algo único para separarse del resto.

Metro 2033 se convirtió en videojuego tras ser un superventas de la literatura de la ciencia ficción. La idea de una Moscú post-apocalíptica en la que los hombres ya no pueden subsistir si no es en el metro, y el aire envenenado de las calles no es el peor de sus problemas, logra crear una atmósfera tenebrosa y de angustia, que no se verá si no acuciada por los jadeos del personaje que controlamos al luchar por respirar.

Alan Wake es un sueño hecho realidad para todos los seguidores del terror onírico, el enemigo que caerá sobe nosotros en esta pavorosa pesadilla será la oscuridad, y no nos dará respiro. Alan es un escritor que suele viajar a una cabaña entre las montañas para darle cuerpo a su obra, pero en esta ocasión, él es el protagonista de la historia. No sé a vosotros, pero a mi este título me recordó rápidamente a En la boca del miedo.

Rise of the Nightmares es un juego que saldrá en breve para Kinect, el periférico de Xbox 360 y que estoy deseando probar, no puedo decir más.

 

 

Dead Space es una obra maestra. Desde el minuto uno en el que entramos de lleno en la cruda realidad del USG Ishimura y conocemos a los necromorfos, hasta su desenlace final, cada segundo es un segundo de terror, de nervios, de abrazar un buen cojín intentando no soltar el mando con el siguiente susto. La historia del juego gira entorno a un planeta en el que una colonia que se dedica a la extracción minera intergaláctica, encuentra una construcción con la forma de los marcadores que menciona, casi legendariamente, una fundamentalista religión conocida como uniología. A partir de este título, hemos visto ya dos comics que nos contarán distintos momentos de la historia, y dos películas, además de una secuela y los rumores de otra.

¡Imprescindible!

 

 

 

Howard Phillips Lovecraft es y será probablemente el autor que más rápido y por mayor distancia logró impulsar a la literatura de terror, y no es para menos, dee los mejores autores bebió la atmósfera y el cuerpo que el terror debe tener en su figura lírica. Lord Dunsany, Hodgson o su idolatrado Edgar Allan Poe, hicieron de la literatura del enfermizo Howard un mundo de terror y a la vez de ensoñación, en el que podríamos encontrar todo un panteón de seres aterradores de más allá del tiempo y el espacio, parafraseando al propio Lovecraft.

Aunque todos sus escritos merecen una mención especial por uno u otro motivo, En las montañas de la locura, es probablemente su obra más significativa, y no sólo por esa ambientación que logra mantenernos sobrecogidos hasta la última página, si no porque al ser uno de sus textos más tardíos va a tener el privilegio de servirse de todos los mundos que había creado hasta el momento. La meseta de Leng, la universidad de Miskatonic, o la ya mítica ciudad de Arkham (ciudad inventada junto a los pueblos portuarios de Innsmouth y Kingsport), servirán para dar cuerpo a una historia que nos atrapará con cada párrafo, además de servir de homenaje a la novela de Poe La narración de Arthur Gordon Pym, novela que siempre le atrajo y le invitó a escribir la obra que nos ocupa, y con la cual comparte tanto el viaje al continente blanco, como ciertos alaridos que se pueden leer en ambos libros: ¡Tekeli-li! ¡Tekeli-li!

A grandes rasgos, la trama nos revela el enclave de una ciudad que hace eones tuvo sus calles llenas de vida en la zona más recóndita del continente Antártico. La narración cuenta a posteriori, el resultado de la expedición que viaja para encontrarse con el horror que acabó con los seres que la habitaban… Y hasta aquí puedo leer.

“…El efecto era el de una ciudad ciclópea de una arquitectura desconocida por el hombre y por la imaginación humana, con inmensos agregados de negra mampostería que implicaban monstruosas perversiones de las leyes de la geometría y llegaban a los extremos más grotescos de siniestra extravagancia. Había conos truncados, a veces escalonados o estriados, que remataban altos fustes cilíndricos con ensanchamientos bulbosos aquí y allá, […]; pero en este momento y lugar, con aquellos picos oscuros e ignotos irguiéndose formidables ante nosotros, con ese anómalo descubrimiento de un mundo anterior en nuestro cerebro, con el velo de un probable desastre envolviendo a la mayor parte de la expedición, nos pareció percibir en él un indicio de latente malignidad y de portento infinitamente maléfico.

…”

Estrenos de miedo. ¡El terror subjetivo!

Publicado: 18 septiembre, 2011 en Uncategorized

Este año está de moda de nuevo la imagen subjetiva, y no es para menos, hace ya algún tiempo (en 1999) muchos seguidores del género de terror, yo entre ellos, nos sobrecogíamos en las salas de cine con The Blair Witch Project, película que narraba desde las mismas cámaras que llevaban los jóvenes directores, los sucesos que les llevaría a sufrir aquella aterradora pesadilla. Tras pasar por tantas otras que han intentado seguir los pasos de tan destacado film, como Paranormal Activity, The black door o la genial REC, nos encontramos con el afloramiento de nuevo del genero de terror en primera persona con varias buenas apuestas:

El trailer de una película canadiense. ¡Agarraos a las butacas!

Otro trailer, en este caso de co-producción española y mejicana:

Y por último una película inglesa:

Este año disfrutaremos del miedo sí o sí…

Clive Barker, heraldo del terror!

Publicado: 16 septiembre, 2011 en Otros mundos

Clive Barker es uno de los grandes autores del género del terror de nuestros días. Todo el que se precie de saber o ser seguidor de la temática del miedo recuerda algo suyo, como la mundialmente conocida leyenda de llamar frente al espejo a candyman 5 veces para que se apareciera (a partir de ahí, la leyenda ha ido cambiando de nombre y asumiendo el rol de distintos personajes…), o la saga de Hellraiser que lo hizo especialmente conocido.

Nacido el 5 de octubre de 1952 en la emblemática ciudad de Liverpool, Barker pronto se haría conocido gracias a sus Libros de sangre (5 hasta la fecha) que contendrían los relatos que, escritos de esa manera tan descarnada, llevarían a Stephen King a decir de él “He visto el futuro del horror y su nombre es Clive Barker”.

Desde el punto de vista cinematográfico debemos darle las gracias por la gran saga Hellraiser, Razas de noche y por Candyman que surge de uno de sus relatos. Sin desmerecer al resto de sus trabajos en celulosa como El señor de las ilusiones, o Dioses y monstruos que fue alabada por la crítica en su día.

Su obra no acaba en las películas o los libros, ya podemos encontrar una gran parte de su trabajo en el mundo del cómic, habiendo realizado series de éxito para Marbel, Dark Horse Cómics o IDW Publishing, y una serie de figuras para la linea de juguetes McFarlanne Toys en la que podemos encontrar a sus Tortured Souls. Fuera de su mundo y para la satisfacción de los amantes de los videojuegos, dos títulos han llegado a los mercados hasta la fecha, Clive Barker´s Undying, y Clive Barker´s Jericho ambos basados en mayor o menor medida en sus relatos y trabajos, en el caso del segundo todos los personajes fueron diseñados por él, recibiendo unas críticas geniales por su ambientación.

En el año 2009 aparecería en el mercado español el último trabajo de este genio del terror hasta la fecha, Demonio de libro, aquí os dejo un breve apunte:

“Quema este libro.

Vamos rápido, mientras aún quede tiempo. Quémalo. No leas ni una palabra más. ¿Me has oído? Ni una sola palabra mas.

¿A qué esperas? No es tan difícil. Simplemente deja de leer y quema el libro. Es por tu propio bien, créeme. No, no puedo explicarte el motivo, no tenemos tiempo para explicaciones. Cada sílaba que permitas que tus ojos recorran te causarán más problemas. Y cuando digo problemas, me refiero a cosas tan aterradoras que tu cordura no soportará verlas ni sentirlas. Perderás el juicio.

…”

Monstruos del cine.

Publicado: 14 septiembre, 2011 en Otros mundos

Seguro que todos podemos recordar algún monstruo que marcó nuestra niñez, aquellos días en que ver una película de terror suponía correr el riesgo de no poder dormir por la noche, o el castigo paterno al descubrirnos con las manos en la masa. He de reconocer que yo siempre intenté saltar ese censor con cada sangrienta escena que se ponía ante mis ojos, por mucho que mi madre me mandara a la cama a dormir o cambiaran de canal.  Con la tierna edad de cinco añitos, se emitía en la televisión española Pesadilla en Elm Street y con la promesa de taparme la cara con cada escena sangrienta, promesa que no cumplía por supuesto, logré ver la que probablemente sería la primera de una larga lista. Por aquellos entonces no conocía a un jovencísimo Johnny Depp que aderezaría tantas otras películas que he visto desde entonces, ni sabía que el señor Freddy Krueger marcaría tanto mis “refinados gustos”. Muchos años después me encontraría con este mismo personaje compartiendo cartel con otro grande de las historias de terror, Jason Voorhees de Viernes 13. Otra saga con muchas secuelas a sus espaldas, que comenzaba con también con los comienzos de otro gran actor, Kevin Bacon que por aquellos entonces nos deleitaría, no demasiado todo sea dicho, siendo degollado por el malo. Lástima que en este caso, Viernes 13 ha derivado a cotas mucho peores, con Jason X que no es una versión porno, y Freddy vs. Jason que no dejaría de ser entretenida para un seguidor de lo grotesco, pero que siendo realistas no llegaría al 5 raspado.

No se puede hablar de monstruos del cine sin mencionar al pobre y malentendido “Caracuero” o Leatherface en el original en inglés. La matanza de Texas es una de esas películas que no tiene más que dos, tres partes a lo sumo, pero que ha sido reinterpretada hasta la nausea. Desde la original de Tobe Hooper, una de sus dos películas buenas, hasta la fecha de hoy no se ha parado de hacer remakes, pre-cuelas, segundas partes, porque sí, hay varias segundas partes…

Si es verdad que en el 2004 veríamos una versión de Markus Nispel, el director de los remakes contando en su haber ya con La matanza…, Viernes 13 y Conan, pero dejando a un lado Ed Gain y la original de Hooper, no han logrado nunca hacer crecer la saga.

Me voy a cortar en este post porque como soltara al ávido buscador de monstruos no pararía, Basket case I, II y III, Hellraiser, con todas sus secuelas o Jaws, Tiburón en castellano. Sólo comentaré de manera breve  otro monstruo que no puede faltar, cinco películas, una de ellas en proceso de grabación, y dos spin-off con otro gran monstruo de la industria del séptimo arte, no se puede acabar con este comentario sin hablar del Alien de Ridley Scott. ¿Quién no quedó sobrecogido con la escena en la que Dallas, Tom Skerritt, desaparece en los conductos de ventilación de la Nostromo? Todos conocemos ya a la teniente Ripley y las correrías que ha dado en las tres secuelas, además de haber descubierto las reglas de esa extraña colonia que es el lugar a donde los aliens se llevan a sus víctimas, porque ellos no matan, palabras textuales de Ripley en Aliens el regreso, pero en cada una de las entregas vemos morir a la gran mayoría del elenco…