Psiquiátricos y manicomios, desde Bedlam a los días actuales.

Publicado: 13 septiembre, 2011 en Otros mundos

La historia de las instituciones mentales está socavada en el más oscuro inconsciente de nuestra actual sociedad, llevándonos inmediatamente a lugares de encierro para los poco útiles para la cultura. Desde un primer momento y como medida de control, sirvieron para deshacerse de todos aquellos que no resultaban convenientes, como los enfermos mentales, los retrasados, tullidos o mermados de distinta índole. Para el mundo del cine y la literatura de terror es interesante el viciado ambiente que se produce alrededor de los lugares que surgen del dolor humano, y no podía ser menos para los recónditos recovecos de las enfermas mentes humanas.

Desde los comienzos de la historia de la reclusión, se puede observar un afán por evitarle a la gente cuerda, el contacto con los malditos, con lugares como La nave de los locos, una embarcación que se botaba sin rumbo haciendo desaparecer a sus ocupantes, como el Hospital General de París o el Hospital de Bethlehem (Bedlam) que han servido para ilustrar a las mentes perversas del séptimo arte y la literatura, en su lucha por crear mundos de dolor y desasosiego.

Y no es para menos, ya que por decreto y gracias al interesante punto de vista de la época, los enfermos mentales eran peligrosos, ofensivos y demoníacos, y por todos los medios debían quedar lo más lejos posible de la sociedad.

Pero aun así tendremos que darle las gracias a este tipo de puntos de vista, teniendo en cuenta que no los hemos sufrido, por ser el foco del que surgen grandes clásicos como El Gabinete del Dr. Caligari, Bedlam, Nido de víboras, o Corredor sin retorno. Más adelante el tirón de las instituciones no se perderá dándonos algunos de los momentos más impactantes de la segunda mitad del siglo con 12 Monos, Inocencia interrumpida, Quills (la historia del marques de Sade) o Alguien voló sobre el nido del cuco.

En el cine de terror Dark Asylum, Dracula (que no trata precisamente del tema pero sí tendrá sobre uno de los personajes un peso importante), Gothika, Mad house, House on Haunted Hill la genial Session 9 o la española Hypnos.

Hoy por hoy está claro que las cosas han cambiado, dando lugar tanto a formas y tratamientos menos invasivos, como un mayor acercamiento al paciente y un trato más humano, pero esto no ha evitado que sigamos divagando con las ideas que forman parte de nuestro subconsciente colectivo. Y si no, ¿qué os parece esto?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s