Las eras del terror en los videojuegos.

Publicado: 22 septiembre, 2011 en Otros mundos

La industria de los videojuegos es una gran deudora del mundo del susto fácil y los gritos, desde aquellos comienzos con imágenes cuadradas, lentas y casi estáticas, hemos visto la industria del videojuego aprovechar, en la medida de lo posible, la sensación de pánico controlado que nos embarga y nos empuja a vivirlo desde el cómodo sofá de nuestro salón. En la foto podemos ver uno de los primeros juegos serios del género, Alone in the dark en su primera entrega, muy lejana ya de las versiones actuales del título. No sería la primera vez que viéramos un juego de terror, pero sí la primera que sería tan serio, por no contar con Polybius, recreativo que a comienzos de los 80′ sirvió para crear una de las leyendas urbanas más conocidas, asegurando que todo aquel que jugaba a esta máquina sufría horribles pesadillas, depresión, se veía inducido al suicidio…

Resident Evil marcaría un antes y un después en la industria del videojuego, además de toda una legión de seguidores de la saga, entre los cuales me incluyo, que seguían los pasos de Chris Redfield, Jill Valentine, Leon S. Kennedy y Clair Readfield, entre otros tantos personajes no tan importantes. Su lucha sería contra el emporio de la biofarmacología Umbrella, que sería la culpable de la aparición del virus T, que convertiría a la población de Racoon City en zombies, y el virus G, capaz de cambiar por completo la fisonomía del huésped hasta transformarlo en una horrible bestia sedienta de sangre.

Más o menos por la misma época podríamos disfrutar de Nigthmare Creatures, un juego en el que nuestro único cometido era avanzar acabando con toda la caterva de los infiernos. La verdad es que como juego no era especialmente bueno, pero la ambientación y la música, que como en muchos juegos de PSOne se podía escuchar desde el mismo disco en cualquier minicadena, eran verdaderamente espectaculares.

Saltamos de generación para encontrarnos, ahora sí, grandes títulos terroríficos y apasionantes, Project Zero se presenta para darnos por primera vez la imagen del terror oriental en nuestras consolas, y la espera valió la pena, aunque no lo pareciera para cualquiera que leyese su sinopsis, algo así como un chico que buscando a un familiar perdido entra en una casa con una cámara encantada con la que mata fantasmas tirándoles fotos, ridículo ¿verdad? Yo creo que hasta la fecha no había pasado tanto miedo.

Silent Hill puede ser, probablemente, la mejor saga de terror de la historia, hasta la fecha al menos. Aun que según van pasando los capítulos parece que la fuerza y el argumento pierden fuerza, los comienzos del juego de culto estaban en un punto muy alto, tanto que es difícil encontrar alguna otra opción que se le acerque. En la imagen, Silent Hill 2, la mejor entrega de la saga según gran parte de sus seguidores, en base al protagonista, muy complejo anímicamente, sus motivos para viajar a la ciudad de la niebla y la aparición de Cabeza Piramidal, monstruo que no ha abandonado el reparto de lujo desde entonces.

Otra de zombies es quizá uno de los videojuegos que más me ha gustado y que más veces he  vuelto a disfrutar, Cold Fear es una historia que mezcla una jugabilidad increíble, con un toque La Cosa de John Carpenter y transcurre en un ballenero ruso en el que no queda ni un alma, viva… Los sobresaltos están garantizados.

Y no podemos pasar de generación sin hablar del gran Doom 3, shooter que nos sobrecogió con sus bestias saltando desde la oscuridad, sus monstruos de final de nivel, y su historia rica en detalles, sacada de las novelas Knee-Deep in the Dead, Hell on Earth, Infernal Sky y Endgame, que relatan la historia que siguen las dos primeras entregas del videojuego, y Worlds on Fire y Maelstrom, que cuentan la historia de la parte que nos ocupa.

Ya por mencionar simplemente The suffering, las dos entregas, que relata las desventuras de un atormentado hombre que descubre que tiene la capacidad de convertirse en una bestia sanguinaria. Y Siren Blood Curse, otra historia para no dormir de los genios del terror oriental, que relanza la primera versión de PS2, Forbidden Siren a su hermana mayor. Su argumento giraba entorno a una serie de personas con la capacidad de introducir su psique dentro de los shibitos, seres similares a zombies deseosos de acabar con nosotros. Lo bonito de este título será correr de estos monstruos de pesadilla mientras, al mismo tiempo, vemos a través de sus ojos nuestra propia espalda al perseguirnos…

Y para terminar, llegamos a las consolas del ahora con una atmósfera y un ritmo increíbles, donde cada nueva entrega del terror nos da algo único para separarse del resto.

Metro 2033 se convirtió en videojuego tras ser un superventas de la literatura de la ciencia ficción. La idea de una Moscú post-apocalíptica en la que los hombres ya no pueden subsistir si no es en el metro, y el aire envenenado de las calles no es el peor de sus problemas, logra crear una atmósfera tenebrosa y de angustia, que no se verá si no acuciada por los jadeos del personaje que controlamos al luchar por respirar.

Alan Wake es un sueño hecho realidad para todos los seguidores del terror onírico, el enemigo que caerá sobe nosotros en esta pavorosa pesadilla será la oscuridad, y no nos dará respiro. Alan es un escritor que suele viajar a una cabaña entre las montañas para darle cuerpo a su obra, pero en esta ocasión, él es el protagonista de la historia. No sé a vosotros, pero a mi este título me recordó rápidamente a En la boca del miedo.

Rise of the Nightmares es un juego que saldrá en breve para Kinect, el periférico de Xbox 360 y que estoy deseando probar, no puedo decir más.

 

 

Dead Space es una obra maestra. Desde el minuto uno en el que entramos de lleno en la cruda realidad del USG Ishimura y conocemos a los necromorfos, hasta su desenlace final, cada segundo es un segundo de terror, de nervios, de abrazar un buen cojín intentando no soltar el mando con el siguiente susto. La historia del juego gira entorno a un planeta en el que una colonia que se dedica a la extracción minera intergaláctica, encuentra una construcción con la forma de los marcadores que menciona, casi legendariamente, una fundamentalista religión conocida como uniología. A partir de este título, hemos visto ya dos comics que nos contarán distintos momentos de la historia, y dos películas, además de una secuela y los rumores de otra.

¡Imprescindible!

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Gianna Dovel dice:

    Sumamente de acuerdo. Excelente aporte.

  2. Me pareció Excelente post!! Lo cierto es que refleja la realidad tal cual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s