Microrrelato “Fiebre”

Publicado: 18 mayo, 2012 en Relatos cortos

Fiebre

 La casa está destrozada. Los muebles, por el suelo, son los únicos testigos de lo ocurrido, ellos y el revuelo que se puede ver por todas partes. Pero lo peor es esa extraña quemazón que siento por todo el cuerpo, ardiente, molesta. Siento la necesidad de quitarme la ropa y rascarme por todo el cuerpo, pero no hará falta ya que estoy completamente desnudo. Siento una fiebre que poco a poco va remitiendo, y que me permite aclarar las ideas en lo que intento recordar qué ha pasado. No logro recordar.

Miro mis manos y veo restos de sangre. Por fin noto el sabor metálico que inunda mi garganta y me miro al espejo, parece no ser mía. Por todo el cuerpo encuentro esos salpicones que indican que algo grave ha ocurrido, no sé qué pero, sin saber muy bien por qué motivo, me giro y allí en el suelo encuentro la razón de mis preocupaciones. Siento cómo el calor va dando paso al frío por la desnudez pero, aún así, no me atrevo a moverme de donde estoy. Quizá si no me muevo no haya ocurrido, no sea verdad, o solo sea una de esas pesadillas que últimamente tengo. Pero ella está ahí.

Desgarrada, desmembrada, sin la vida que tenía hace tan solo unas horas, la mujer con la que compartía la noche descansa muerta en el suelo de mi salón, y yo no me quito de la mente, la imperiosa necesidad de comer un buen plato de carne cruda. Tal vez las pesadillas que tengo no sean pesadillas, tal vez al despertar no abandono ese oscuro ser que hay en mi interior. Tal vez al despertar descubro que la sombra que oculto es mi verdadera naturaleza, y esa naturaleza tiene hambre.

Dejo que el lobo salga de nuevo.

Anuncios
comentarios
  1. Vaya, buen micro relato, has conseguido sorprenderme y ponerme los pelos de punta. Cuando hablabas de un sabor metálico en la boca, creí que se trataba de alguna clase de holocausto nuclear o algo por el estilo, no un final así. Me ha gustado y, en cierto modo, horrorizado, así que mi enhorabuena.

    Por cierto, yo también tengo un blog recién abierto de cuentos de miedo (o relatos de terror, o como lo quieras llamar), y sería un placer para mí que te pasaras a verlo algún día.

    • Muchas gracias, mi intención al escribirlo era que no se supiera nada hasta la última línea. Estoy bastante orgullosos de el resultado (te escribo esto mientras navego por tu blog).

      • Es lo bonito de escribir y de que te guste hacerlo: sentirse orgulloso de tu obra y que se cumplan tus objetivos. Y si eres capaz de hacerlo, tanto para ti como para los demás, eso significa que tienes talento. Es algo así como ver crecer a un hijo tuyo fuerte y sano, y enorgullecerte de él porque lo has parido tú. Muchas gracias por visitar mi blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s